Ventas: (311) 722 1470
Soporte: (316) 8342538
portal TSO
Síguenos:

El cambio tecnológico por el que atraviesa la maquinaría agraria

El cambio tecnológico por el que atraviesa la maquinaría agraria

 

 

Lo que hasta hace pocos años se veía solo en la tecnología del sector aeronáutico ya ‘tocó tierra’, por lo que hoy es posible operar máquinas agrícolas en el modo piloto automático.

Era algo que se preveía, pues “esta empresa invierte 3 millones de dólares diarios en la investigación y el desarrollo de nuevas tecnologías en beneficio de la agricultura y de los cultivadores”, dijo Juan Manuel Villegas, gerente de maquinaria de CasaToro, concesionario del fabricante John Deere.

Ahora, las máquinas y sus tecnologías insertas han ido de la mano con las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC), que, como valor agregado, generan altos volúmenes de información para los agricultores.

Así, John Deere, a través del sistema de monitoreo llamado JDLink, le reporta al usuario toda la información que puede generarse a partir de la operación de una máquina, en tiempo real, por conexión celular o por satélite.

En general, reportes de dos actividades en particular, de la máquina misma y de su operación agrícola.

Así es posible recibir alertas de la ubicación, funcionamiento, horas de uso de motor, lo mismo que la actividad que está haciendo, por ejemplo, producción y productividad de la cosecha.

El ‘progenitor’ de toda esta revolución en las máquinas agrícolas fue el sistema AMS, que se presentó en Colombia en el 2008.

“Hoy, las máquinas se alimentan con información básica del terreno (curvas a nivel), análisis de suelos y régimen pluviométrico, entre otros, y ayudan a diseñarlo todo y a optimizar el uso de los insumos.

“Ya con la primera información, ingresada una sola vez, las demás conectadas (las que fumigan, cosechan, siembran y riegan) pasarán siempre por el mismo sitio, con un rango de error de entre 2,5 y 10 centímetros. Así, las máquinas van haciendo las labores de fertilización, de acuerdo con los análisis de suelos y la información de la semilla que va a sembrarse.

“La decisión la toma la maquina con la información que se le ha entregado a su sistema computarizado; más precisas no pueden ser”, indicó Villegas.

El empresario aclaró que esto termina por generar ahorros en los costos de producción y en los gastos administrativos del negocio agrícola; por ejemplo, hace apenas una década se hablaba de la cantidad de kilos por hectárea, mientras que hoy se habla de unidades de semilla.

Toda la información de las máquinas está disponible para todas las herramientas TIC disponibles (celulares, tabletas, computadoras, etcétera).

JUAN CARLOS DOMÍNGUEZ
Redacción Economía y Negocios

FUENTE: El Tiempo

Posted by TSO Mobile Colombia / Posted on 29 Mar
  • Post Comments 0

    Write a comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    10 + veinte =