Ventas: (311) 722 1470
Soporte: (316) 8342538
portal TSO
Síguenos:

El Rastro Digital: ¿Imborrable?

 El Rastro Digital: ¿Imborrable?

Cada vez que entramos a internet dejamos una huella, un retrato detallado que, a veces es más público de lo que suponemos. El problema surge cuando nos damos cuenta de que esta información está a disposición de cualquiera y que ya no nos pertenece.

Antes de ahondar en conceptos y definiciones aburridas, vale la pena hacer un sencillo pero esclarecedor experimento. Dirígete a algún buscador de internet. Puede ser cualquiera, pero sin duda Google – al que acude más del 90% de los usuarios de la red –  es el más conocido y también el más grande. Luego en la barra de búsqueda, digita tu nombre completo, con dos apellidos para mayor precisión. A continuación, no te sorprendas por los resultados de la búsqueda.

Seguro aparecerán, además de perfiles distintas redes sociales (Facebook, Instagram, twitter, linkedin) fotos que publicaste y que a lo mejor no recordabas, un blog con reflexiones personales o el comentario que dejaste en un foro hace tiempo. Si un medio publicó en alguna ocasión, una noticia en la que sale tu nombre, el motor de búsqueda también la incluirá en los resultados. Directorios de empresas, listas de contratación, procesos judiciales…todo eso se conoce como ‘’rastreo digital’’ y lo tienen quienes navegan en internet.

Alejandro Touriño, socio director de ECIJA, firma de abogados especializada en derecho de la tecnología, medios y telecomunicaciones, y autor del libro El derecho al olvido y a la intimidad en Internet, explica que los riesgos del rastro digital van desde datos publicados de manera voluntaria que ya no se pueden borrar, hasta información verdadera que haya sido subida a la web por alguien más y cuya eliminación afecte la libertad de expresión. ‘’A la hora de buscar un trabajo, ofrecer servicios profesionales o, incluso a nivel personal, la información sobre alguien la red puede pasar factura’’, asegura Touriño.

Pero no siempre se es consciente de este rastreo. ¿Alguna vez te has preguntado por qué hay sitios web que te ofrecen el restaurante que necesitas, el destino al que quieres viajar o el libro que estabas buscando? Cada like que das en Facebook, foto subida en Instagram, tuit publicado y página visitada, genera datos, elementos valiosos que son almacenados por los servidores de las empresas más grandes del mundo para promocionar sus productos de forma personalizada. Saben demasiado, desde las palabras que más escribes en los mensajes, hasta las tarjetas débito y crédito que manejas, Toda esta información pertenece a los usuarios claro, pero ellos mismos han autorizado a estas plataformas para que terceros la usen cuando dan si en el cuadrito que pregunta ‘’ ¿Está de acuerdo con los términos y condiciones?’’.

EL DERECHO A SER OLVIDADO

La historia comenzó en 2099 cuando Mario Costeja, un abogado español, quiso saber qué resultados arrojaba Google cuando escribía su nombre en la barra de búsqueda. Uno de los primeros links que salió fue un anuncio del Ministerio de trabajo publicado por un periódico en 1998; allí se informaba sobre un embargo que se había puesto sobre una propiedad de Costeja por moroso. El abogado que para ese momento ya había pagado sus deudas, no creyó conveniente que esa información desactualizada estuviera al alcance de cualquiera.

No consiguió que el diario retirara la noticia, pues se trataba de un hecho veraz y publicado por obligación legal. Así que emprendió una batalla jurídica con el omnipresente y casi omnipotente Google para que dejara de relacionar su nombre con ese anuncio de hace más de 10 años.

El casi llegó hasta el tribunal de Justicia de Unión Europea en 2014 y este, por primera vez, reconoció el llamado al olvido digital y obligó al gigante tecnológico a eliminar la información. Costejas se convirtió en promotor bien del derecho a ser olvidado y su caso fue la base para ue en el 2018, el Reglamento Europeo de Protección de Datos acoja este derecho como autónomo e independiente.

Teresa Rodriguez de las Heras, profesora titular de derecho mercantil de la Universidad Carlos III de Madrid, habla sobre el derecho al olvido en una conferencia de TEDx en la Universidad Politécnica de Valencia, y se refiere a él como ‘’el derecho que se tiene para pedirle al buscador, no que elimine la información simplemente que le haga más invisible para ayudarnos a que se olvide’’

El problema que surge con el derecho al olvido es cómo delimitar cuáles datos son pertinentes y cuáles no, Qué pasaría si quien lo exige es un personaje público y en qué momento debe primar el derecho a la información, Teresa Rodriguez insiste en que observar cada caso es muy costoso y prácticamente ineficaz, y agrega un dato revelador: ‘’En tan solo un año Google  recibió más de 400.00 solicitudes para retirar 13.000.000 de enlaces. De todas esas solicitudes se atendió el 60%’’

‘’Internet no solo vigila, se gestiona,’’ enfatiza Alejandro Touriño y afirma que una regulación excesiva sobre la privacidad on line tampoco es conveniente. Por ahora, la Unión Europea obligará a los buscadores a ocultar aquellos datos irrelevantes y obsoletos, pero no serán eliminados de la red. Por el contrario, seguirán ahí, en ese inmenso universo de información casi sin límites llamado internet.

Fuente: http://www.aviancaenrevista.com/

Posted by TSO Mobile Colombia / Posted on 10 Nov
  • Post Comments 4

    Posted by Carlos Manuel on
    • Feb 9 2017
    Responder  
    La nota está espectacular, me ha gustado el enfoque y pienso que deberíamos poder alcanzar el derecho a escoger qué es lo que ocurre con nuestra información, es tan perfecta la nota que el único punto que quizá se podría "achacar" es donde dice "la historia comenzo en 2099", que se cometio error de tipeo, pero hombre, esto esta espectacular.
      Posted by tsomobilecol on
      • Feb 10 2017
      Responder  
      Hola Carlos,Muchas gracias por tu comentario. Seguiremos trabajando en compartir notas de esta calidad y también en ser más detallistas con el tipeo.Saludos
    Posted by Corey on
    • Sep 1 2017
    Responder  
    Truco: en las condiciones contractuales de las empresas MLM se prohíbe explícitamente que se haga esto.
    Posted by Karla on
    • Sep 22 2017
    Responder  
    Excelente articulo, justamente ayer hablaba con mi esposo sobre que pasa con nuestras cuentas cuanto fallecemos

    Write a comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    cinco − tres =